Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fedra Feola de GPTW explicá por qué las empresas más abiertas a sus empleados se vuelven sustentables y atractivas

 

El látigo parece haber sido superado ya como herramienta de disciplinamiento en el trabajo. Todos sabemos que una organización funciona bien si su ambiente de trabajo es excelente, pero la pregunta es cómo lograrlo. Los grandes beneficios y las buenas remuneraciones son importantes pero insuficientes: una clave es promover una cultura de la generosidad en la que los líderes dan más de lo que se espera. Lo intentaré explicar de forma muy sintética.

En Great Place To Work estudiamos estos temas y encontramos que todo lo que se relaciona con otorgar grandes beneficios para los empleados por parte de las organizaciones, el pago adecuado por el trabajo que se realiza, son factores importantes al momento de construir un excelente lugar para trabajar, pero no suficientes. Deben existir otros factores desarrollados, como contar con canales de comunicación de doble vía, con reconocimiento de diversas formas al buen trabajo y al esfuerzo extra, el ofrecimiento y/o la posibilidad de desafíos y de atractivos para que los empleados puedan desarrollarse y crecer en lo personal y en lo profesional.

Construir excelentes lugares de trabajo tiene una diferencia esencialmente cualitativa. Es crear una cultura de la generosidad y eso comienza con líderes que dan más de lo que se espera de ellos. Se refleja no solo en los beneficios que se ofrecen sino en la forma más abierta y más cercana en la que tratan a los empleados. Los empleados lo aprecian y por eso están dispuestos a dar más (innovan, se involucran y se comprometen con tareas y objetivos), y se crea así un ciclo donde cada uno da más de lo necesario por el bien de la organización.

Esto es un ciclo virtuoso que genera confianza. Y la confianza es la característica distintiva de los excelentes lugares para trabajar.

¿Nos quedamos en este punto? En absoluto. Vayamos más allá: es impactante imaginar qué mejor sociedad podremos lograr si cada vez más organizaciones  construyen ambientes de trabajo donde las personas se desarrollen y se vinculen a través de la confianza. Esto hace a la calidad de vida laboral de las personas.

Lo que hace unos años se veía como algo opcional, abstracto y lejano, hoy se proyecta y se construye. La meta de construir excelentes lugares de trabajo se  visualiza como una necesidad para el éxito de las organizaciones, ya que esto hace a  la sustentabilidad de sus logros y a la calidad que se requiere para obtener resultados.

Fuente: Diario El Observador

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir en redes sociales:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin