Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Como hizo cuando instaló en la agenda pública la discusión sobre el acuerdo TISA, o cuando forzó cambios en el proyecto de ley del gobierno sobre el Fondo de Desarrollo (Fondes), el Pit-Cnt ahora quiere incidir sobre los lineamientos salariales para el sector privado que el Poder Ejecutivo se apresta a anunciar.

Gobierno les dijo que deben priorizar conservación de fuentes laborales. Foto: A.Colmegna.

Los delegados de la central sindical le pidieron ayer al director de Trabajo, Juan Castillo, en el Consejo Superior de Salarios, que transmita al Ministerio de Economía que el Pit-Cnt quiere que esa cartera concurra a las deliberaciones para explicar su posición y “para que se lleve nuestros insumos”, dijo a El País Ismael Fuentes, dirigente del sindicato del comercio (Fuecys). El Pit-Cnt no quiere simplemente recibir los lineamientos, señaló Fuentes. “Queremos que en la discusión de los criterios se tome en cuenta la opinión de los actores sociales”, agregó.

La central sindical planteó también que considera que, pese a que hay un enlentecimiento de la economía, hay margen para que los sectores más sumergidos, que ganan menos de $ 15.000 líquidos, tengan un porcentaje de recuperación por sobre la inflación pasada equivalente a la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en 2015. El gobierno espera que este año el PIB crezca 3% y los analistas algo más de 2%.

El Pit-Cnt irá con esa postura a la discusión sobre los salarios en la educación privada y en los clubes deportivos que se dará en julio. Los lineamientos darán una pauta respecto a por dónde entiende el Poder Ejecutivo que debe ir la discusión salarial en el actual contexto de desaceleración económica. El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que puede ser que durante las discusiones salariales los sindicatos deban dar prioridad al mantenimiento de los empleos por sobre el incremento de las remuneraciones. En el acto del 1° de mayo, la dirigencia del Pit-Cnt dejó en claro que la prioridad es centrar sus esfuerzos en mejorar las remuneraciones más sumergidas.

De acuerdo, con estimaciones del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt, unos 690.000 trabajadores percibieron en 2014 remuneraciones líquidas por debajo de los $ 15.000 mensuales; representaban el 41,5% del total de ocupados. Entre esos ocupados se encontraban no solamente asalariados, sino también trabajadores por cuenta propia, patrones y cooperativistas. Entre los trabajadores en relación de dependencia casi 480.000 no llegan a $ 15.000 líquidos, lo que equivale a casi un 40% del total.

“Los sectores más afectados son el servicio doméstico con casi 63% de trabajadoras con salarios que no alcanzan los 15.000 líquidos, seguidos por el sector rural y el comercio en los cuales la proporción de estos niveles salariales se ubica próxima al 60%”, sostiene un documento del Pit-Cnt, difundido el mes pasado. “Pese al crecimiento ininterrumpido de los salarios reales durante estos últimos 10 años, estas cifras muestran la magnitud y profundidad de la problemática de los salarios sumergidos, que pese al buen desempeño económico de los últimos años, aún persiste en nuestra economía. De cara al inicio de una nueva ronda de Consejos de Salarios, es necesario impulsar una política salarial que priorice mejoras importantes del Salario Mínimo Nacional y los salarios sumergidos, que permita seguir avanzando en la reducción de la pobreza y la desigualdad”, agrega el documento.

Un salario líquido de $ 15.000 equivale aproximadamente a $ 18.750 nominales. Menos de esa cantidad perciben el 58,1% de los empleados de la ganadería, la agricultura y la pesca; el 58,7% de los del comercio; el 50,8% de los de restaurantes y hoteles; el 43,9% de los industriales y el 42,4% de los que brindan servicios a empresas.

Postura empresarial.

Por el lado empresarial, se entiende que la actual situación “constriñe fuertemente” la posibilidad de que haya incrementos salariales. Fuentes de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, dijeron a El País que la delegación empresarial en el Consejo Superior de Salarios planteó ayer que los lineamientos del Poder Ejecutivo deberán ser tomados en cuenta pero no son de obligatorio cumplimiento ni deben ser objeto de discusión en el consejo. “No nos parece mal que se atiendan sugerencias, pero no nos parece pertinente que los lineamientos se voten en el consejo”, señalaron. Los lineamientos deben “tener razonabilidad” y atender “la nueva coyuntura respecto a la cual hay bastante coincidencia”, agregaron. Y señalaron que la delegación empresarial entiende que debe haber “coherencia” entre los lineamientos para el sector privado y el público, lo que, traducido, quiere decir que los privados no verían bien que se los obligue a dar incrementos superiores a los que el Estado está dispuesto a dar a sus funcionarios. “Hay dificultades importantes, lo que está quedando evidenciado en el cierre de empresas y en las tendencias que marcan las encuestas de la cámara. Los aumentos no deben actuar como un factor que incentive el informalismo u obstaculice la creación de empleo”, advirtieron.

Pit-Cnt rechaza que le quiten un cargo.

El Pit-Cnt reiteró ayer en el Consejo Superior de Salarios su oposición a que se reduzca la representación sindical en el Consejo Directivo del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), organismo encargado de la capacitación de trabajadores. El gobierno quiere bajar las delegaciones de trabajadores y empresarios de dos delegados a uno.

La central sindical también planteó su molestia porque no se hayan tomado en cuenta sus sugerencias para reglamentar la ley de empleo juvenil.

En términos generales, los coordinadores del Pit-Cnt consideran que no tienen con el presidente Tabaré Vázquez una llegada tan fácil como la que tenían con el exmandatario José Mujica. El Pit-Cnt no tomó bien la intención del Poder Ejecutivo de introducir cambios en el Fondo de Desarrollo (Fondes), que es una bandera del Movimiento de Participación Popular y de la central sindical.

PIT-CNT. Las bases para pedir aumento del SMN.

El Pit-Cnt planteó claramente que quiere que durante el actual gobierno el Salario Mínimo Nacional (SMN) llegue a los $ 15.000 líquidos. En 2014, se ubicaba en $ 8.960 nominales lo que en términos líquidos representaba aproximadamente unos $ 7.168. Un trabajo del Instituto Cuesta-Duarte concluyó que en 2014 fueron más de 64.000 los asalariados totales que percibieron el SMN o menos, de los cuales casi la mitad son cotizantes a la seguridad social. El 1° de enero pasado, el salario mínimo fue subido a $ 10.000 nominales.

El gobierno ha minimizado la incidencia de los salarios en la retroalimentación de la inflación, pero tampoco ha dado ningún indicio de en qué plazo podría cumplirse con el reclamo de la central sindical de llevar el salario mínimo a $ 15.000. Solamente el 41,4% de los asalariados percibía en 2014 salarios de más de $ 20.000 (porcentaje que equivalía a 506.528 personas). El 19,4% ganaba entre $ 15.000 y $ 20.000.

El Pit-Cnt entiende que a pesar del incremento de los salarios reales durante la última década, la participación de la masa salarial total sobre el producto interno se encuentra en niveles inferiores a los que había llegado antes de la crisis de 2002.

“Dicha participación se encuentra prácticamente estancada desde hace cinco años. Además, un número importante de trabajadores siguen percibiendo ingresos que podríamos calificar como bajos o muy bajos. Continuar el proceso de crecimiento de los ingresos de los trabajadores es fundamental para que el país avance en términos de justicia social”, sostiene el último análisis de coyuntura del Instituto Cuesta Duarte del Pit-Cnt. “Pensamos que no es bueno que en una economía que crece y busca avanzar en disminuir la desigualdad, el peso de la masa salarial en el producto disminuya. No parece razonable que si el empleo tiene escaso margen para seguir creciendo, en promedio y más allá de las especificidades de cada sector, el salario real crezca a menor ritmo que lo hace la economía”, advierte.

Pero ya se encendió una luz amarilla que puede suponer un obstáculo para esa meta. En marzo el desempleo fue de 7,3%, un punto porcentual por encima que en el mismo mes de 2014.

Fuente: Diario El País

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir en redes sociales:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin