Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La ronda salarial está en gran medida estancada, y la central sindical atribuye esto en parte a una especie de “pinza” entre el gobierno y las empresas. Solo hay un acuerdo cerrado en la salud privada y un principio de entendimiento en el transporte urbano en Montevideo, y ambos sectores comparten una característica: tienen precios regulados y no están expuestos a la competencia como otros (comercio, metalurgia, bebidas).

Las negociaciones tripartitas deberían terminar a fines de octubre. Foto: Ariel Colmegna.

Estos últimos sectores no tendrían la misma libertad de acción para acceder a aumentos.

El transporte urbano de pasajeros de Montevideo es uno de los tres subgrupos de negociación del transporte y el único en el que hay un principio de acuerdo, que se podría cerrar si así lo disponen las asambleas sindicales.

José Fazzio, secretario general de la Unott (el sindicato del transporte) explicó a El País que el principio de acuerdo supone el mantenimiento del poder adquisitivo y condiciona los eventuales incrementos por sobre la inflación a las conclusiones a las que llegue un ámbito tripartito que analizará la evolución del mercado. Ese ámbito estará conformado por la Intendencia de Montevideo, las empresas y el sindicato, y tomará en cuenta la evolución de la venta de boletos, entre otros aspectos. Si ese ámbito llegara a la conclusión de que el mercado evoluciona positivamente podría haber recuperación salarial anual de no menos del 1%. El principio de acuerdo supone que su vigencia sería de 30 meses (no de 36 meses como proponía el gobierno), con cinco ajustes semestrales, de 4,27% el primero, 3,75% el segundo, 3,15% el tercero, 3,10% el cuarto y 3% el último, detalló. Los convenios también serán discutidos empresa por empresa, y en función de la situación de cada una de ellas podría haber variantes.

Un aspecto fundamental para la Unott es que el acuerdo garantizaría la estabilidad laboral, lo que para el sindicato es fundamental dadas las dificultades que atraviesan las empresas Raincoop y Copsa. Fazzio reconoció que el sindicato le dio prioridad a este objetivo por sobre la posibilidad de acceder a mayores porcentajes de mejora salarial.

Por su parte, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) anunció ayer que llegó a un acuerdo con las mutualistas a tres años que tiene, como gran novedad, que a partir del año próximo habrá un laudo único a nivel nacional, por lo que se avanzará hacia la equiparación de las condiciones laborales entre los médicos del Interior y Montevideo, destacó el presidente del SMU, Julio Trostchansky. Al cabo de los tres años del acuerdo, la recuperación salarial sería de 4,1%: 1,5% en el primero, 2% en el segundo y 0,6% en el tercero, detalló.

Ahora el sindicato se abocará a la negociación salarial en el sector público, en la cual la prioridad la tendrá la mejora de los salarios médicos más deprimidos. En el sector privado los salarios llegarán ahora a estar al nivel previo a la crisis de 2002.

Bebida.

La bebida es un claro caso en el que la actitud del Poder Ejecutivo está dificultando que se refrende un acuerdo, dijo a El País el dirigente de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB), Fernando Ferreira. El Poder Ejecutivo objetó que se hubiese acordado el pago de partidas fijas sin contraprestaciones, algo que según Ferreira era habitual en anteriores acuerdos. Si el gobierno decretase el aumento, estableciendo periodicidad de los ajustes, porcentajes y salarios mínimos (a lo que está facultado legalmente), la FOEB cambiaría su estrategia y buscaría acuerdos por empresa, asumiendo que en algunas fábricas grandes se podrían obtener condiciones todavía más favorables, dijo Ferreira. El asunto será analizado el martes en una asamblea nacional de delegados de la FOEB.

Públicos sin avances.

Ayer hubo otra reunión del Consejo Superior de Salarios del sector público en la que, si bien se avanzó en la discusión de temas vinculados a la libertad sindical y la normativa sobre servicios esenciales, no se acercaron posiciones en materia salarial.

Óscar López, dirigente de la mesa coordinadora de empresas públicas, resumió la situación: en la enseñanza no hay acuerdo, para los trabajadores judiciales no hay negociación, a los reunidos en COFE se les ofrece un 0,6% de aumento real anual y no hay una oferta para los funcionarios de los entes. “El gobierno garantizó el mantenimiento del poder de compra. Pero luego dijo que los salarios podrían crecer como el PIB, pero al final nunca vimos eso. No hubo negociación antes de que el Presupuesto llegara al Parlamento. Eso no lo queríamos porque en el Parlamento se saca a uno para dar a otros y es un tironeo entre sindicatos”, señaló. “Estamos buscando la forma de que el gobierno nos dé algún número”, dijo López.

Y en el sector privado, según el presidente del sindicato del comercio, Ismael Fuentes, “una combinación de cosas hace que no se visualicen avances; las empresas se aferran a las pautas del gobierno”.

No hay acuerdo en la “autoclasificación”; el sindicato del comercio dice que el sector crece y debe ser considerado como “dinámico”, pero las empresas lo rechazan.

Los sindicatos vuelven a la calle para destrabar la ronda salarial.

La Mesa Representativa Nacional Ampliada del Pit-Cnt resolvió ayer la realización de un paro parcial de 9 a 13 horas el 12 de noviembre. Este miércoles 14 habrá una movilización obrero-estudiantil con concentración a partir de las 18 horas en la explanada de la Universidad de la República y una marcha posterior al Palacio Legislativo en “defensa de la enseñanza pública”. El mismo miércoles, antes de la concentración en la Universidad, la Mesa Sindical Coordinadora de Entes (MSCE) realizará una movilización que estará vinculada a los Consejos de Salarios.

La falta de avances en los Consejos de Salarios está detrás del plan de la movilización. El director del instituto Cuesta Duarte, Milton Castellano, comentó que”las pautas y líneas establecidas por el Poder Ejecutivo sumados a que los empresarios no aportan nada, han determinado un estancamiento en las conversaciones”. “Con la gente en la calle queremos destrabar esta situación”, sostuvo.

Ismael Fuentes, presidente del sindicato del comercio, dijo a El País que la central enfatiza los correctivos por inflación, porque si bien aplaude los esfuerzos por contenerla entiende que todavía está en niveles elevados y no puede guiarse por la desaceleración del mes pasado que puede ser pasajera.

El acuerdo con los médicos.

El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) acordó con las mutualistas que el sector sería considerado como en situación “intermedia”. Esta autoclasificación es clave porque determina los niveles de aumentos de sueldos.

“Se trata de un excelente acuerdo, que deja muy bien posicionado al sector médico, teniendo en cuenta el contexto económico previsto para los próximos años y que incidirá en la calidad asistencial”, expresó Julio Trostchansky, presidente del SMU.

Los médicos del sector privado tendrán un aumento de salario de 12,45% durante el primer año de vigencia del convenio. Este porcentaje se compone de un ajuste nominal de 8,50% (por el primer año de convenio), más el correctivo correspondiente al acuerdo anterior, equivalente al 3,47%. El 12,45% de aumento será otorgado en dos incrementos salariales, de 6,04% cada uno, a otorgarse en julio de 2015 y el 1 de enero de 2016.

Los puntos de incremento real estarán condicionados a la capacitación continua de los profesionales.

Se confeccionará, a través de una comisión de trabajo, un esquema de metas de mejora de la calidad asistencial asociada a incrementos salariales sin traslado a cuota.

El SMU confeccionará planes de desarrollo profesional médico continuo y habrá una comisión de seguimiento del acuerdo.

Fuente: Diario El País

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir en redes sociales:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinFacebooktwittergoogle_pluslinkedin